Skip to main content

Cada vez más en Madrid se está poniendo de moda que en temporada de calçots, los restaurantes o las tiendas tengan este producto. Por tierras catalanas es toda una institución. Familias y amigos se reúnen en torno al fuego en un ritual en el que el protagonista es el calçot (cebolla tierna). En los meses de febrero y marzo, aunque aquí los puedes comer todo el año, el protagonista indiscutible son los calçots.

Para disfrutarlos en Madrid os traemos uno de los sitios más míticos de la Comunidad y que desde hace años hace de este manjar, su estrella. El sitio no se podía llamar de otra manera que CALSOT y se encuentra en Hoyo del Manzanares. La combinación perfecta es llegar prontito a Hoyo, hacer alguna de las rutas que hay por la zona y terminar con una calçotada.

Si normalmente os recomendamos reservar, en este caso es que es imprescindible. Las reservas se hacen con meses de antelación y si no hay reserva no te puedes sentar ni tomar algo en su barra que no sea algo más que bebida. Dentro del restaurante, en una carpa, mesas corridas abarrotadas y un trajín de camareros muy bien organizados. Dentro, además de la carpa, tienen un salón, también abarrotado siempre de gente. Es importante saber que sólo hay dos turnos en la comida con horarios fijados y que hay que cumplir para que las personas del turno siguiente puedan sentarse a su hora. Aunque, casi sin darte cuenta, está todo bien organizado para que se cumplan los tiempos.

calsots hoyo de manzanares madrid

Si llegáis con un poco de antelación, os podéis pasar a ver cómo se están preparando los calçots ya que el fuego lo tienen en la parte trasera del restaurante. Merece la pena acercarse a verlo.

QUÉ COMER EN CALSOTS

En ‘Calsots’ podéis elegir un menú cerrado para compartir o si lo preferís ir pidiendo de la carta. El Menú calçotada es para dos personas. Como nosotros éramos impares pedimos un menú menos y añadimos una ración extra de calçots. El menú nos pareció una buenísima opción para conocer un poco la propuesta, no pensar demasiado y disfrutar de la comida. El menú está disponible todo el año, así que podéis acercaros cuando más os apetezca.

MENÚ CALÇOTADA

Se empieza por una Ensalada de escarola con romesco. Se sigue con una Tostada de pan con tomate y embutidos catalanes. Los embutidos, que son butifarra blanca, butifarra negra y fuet, vienen presentados encima de la tostada. Todos riquísimos. Nosotros lo que hicimos fue partir como pudimos la tosta de pan y cada uno fue comiendo lo que quiso.

restaurante calsots sierra madrid

Después viene la estrella del menú. Una ración de 12 Calçots. Importante ponerse el babero que te dan y tener a mano las servilletas. En su página web tienen una guía rápida (aunque aquí os podeís hacer una idea de cómo lo hicimos nosotros) de cómo se comen los calçots y una vez entendido el primero, el resto va solo.

calsots menu dos personas hoyo manzanares

Importantísimo mojar bien el calçot en la salsa romesco que preparan porque está buenísima. Si te quedas con ganas, recuerda que puedes pedir una ración extra.

Para terminar, las Carnes. Un plato de diferentes carnes preparadas a la brasa: butifarra blanca y negra a la brasa, conejo a la brasa, chuletas de cordero a la brasa y el espectacular pollo calçot, que esta bastante jugoso para estar hecho a la brasa. Todas las carnes estaban muy buenas.

carne a la brasa y calsots

¿Qué más puedes pedir? Pues además de las carnes a la brasa por separado y embutidos catalanes, tienen raciones de verdura a la brasa o como entrantes, tostas con escalivada, caracoles a la llauna o menú infantil. Calsot está pensado para ir en grupo, con familia o con amigos y que todo el mundo disfrute.

POSTRE

Para terminar, los postres. La mayoría no nos pudimos resistir a pedir su Crema catalana. Para terminar de redondear el homenaje catalán. Estaba muy rica aunque para nuestro gusto le sobraba un poco de azúcar por encima para que al quemar la parte superior no se quedase otra capa por debajo sin quemar. Pero como decimos, a nuestro gusto.

calsots hoyo manzanares restaurante

No es que nos gustara la experiencia, es que nos encantó. Nos lo pasamos fenomenal comiendo los calçots. Los amigos que no los habían probado, les encantaron y unido a la experiencia de poder probar productos catalanes, todo fue de 10. El año que viene repetimos seguro, si no antes, porque teniéndolo tan cerca de Madrid, cualquier excusa es buena para pasarnos.


Dirección: Av. de la Paloma, 36, 28240 Hoyo de Manzanares, Madrid

Teléfono: 91 856 95 75

Precio medio: 30-35€

Y aquí os dejamos la ficha resumen de nuestra visita a ‘Calsots’:
calstos valoracion


Puedes dejar un comentario para compartir tu experiencia, o si tienes alguna duda, mándanos un email.

Para enterarte de más planes foodies, síguenos: